domingo, 8 de enero de 2017

Caos

─ No soy como los demás. Mi vida de ensueños no es tener un chalet con dos pisos, que dispongan de jardín con piscina. Ni un cochazo de la hostia con el que poder ir a trabajar todas las mañanas y fardar de ello. No quiero decorar mi vida con lujos que acabarán siendo caprichos de dos días. Y sí, ya sé que puede sonar extraño o a locura, pero mi vida quiero que sea como yo. Una vida simple pero compleja al mismo tiempo.
A ver… (tras unos segundos retomó el hilo de la conversación) Soy consciente de que aparentemente puede ser un completo caos y que cualquiera se podría "asustar" nada más entrar por la puerta de casa. Pero no quiero aparentar ser quien no soy. Me imagino una vida diferente a la de los demás. Una vida que no cualquiera se podría permitir y no, precisamente por la falta de dinero sino de tiempo. ¿Sabes? Para mí, el tiempo es la esencia de la vida. Mi tiempo vale mucho más que el dinero que pudiese llenar mis bolsillos. Ya, ya sé lo que me vas a decir, qué sin dinero no se llega a ninguna parte, ni títulos, ni un sinfín de chorradas que sin darnos cuentas nos hacen dejar en segundo plano nuestra vida.

─ Entonces, ¿a ti qué te hace feliz?

─ ¿A mí? A mí me encantaría vivir en un pequeño estudio o apartamento desde el que pueda trabajar tranquilamente. Que tenga un sofá-cama, un baño y una cocina pequeña. Mis guitarras, el piano y la armónica por allí tiradas. Un escritorio en el que poder dar riendas suelta a mi imaginación y desde el que pudiese escribir lo más cómoda posible. Tener un pequeño local para mi equipo audiovisual, de fotografía y estudio de música. Los tres en uno. Poder emerger facturas como freelance o autónoma, y aparte trabajar bajo contrato en una agencia. Ir al trabajo y a cualquier lado de la ciudad en bicicleta o en skate, y en contadas ocasiones utilizar el transporte público. Sacarme el carnet de conducir para viajar en una caravana de los 60s y perderme por la carretera cuando quiera ir a coger olas y descubrir nuevas playas. Trabajar por unos años al servicio de la publicidad, pero no de por vida. No sé… me encantaría dedicar una parte de mi vida al sector de la animación y trabajar para los estudios de animación de Walt Disney. Publicar un libro a lo largo de mi vida y retomar la música, la echo de menos y no sabéis cuánto. Volver a estudiar música. Cumplir el sueño que siempre he tenido desde que era niña: tener mi propio grupo de música y hacer bolos en "garitos de mierda" cada noche. Salir todas las mañanas antes de ir a currar a entrenar y hacer running. No sé, para muchos puede ser una vida de mierda o tener una vida de perros, pero juro que para mí, esta es mi vida ideal.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario