sábado, 23 de abril de 2016

Qué fácil...

Qué fácil es criticar cuando tenemos quien nos salve el culo.
Qué fácil es jurar amor cuando sólo se siente deseo.
Qué fácil es hablar de paz cuando no has vivido una guerra.
Qué fácil es hacer una promesa en tiempos felices.
Qué fácil es hablar de inmortalidad cuando somos mortales.
Qué fácil es olvidar cuando nunca antes has querido.
Qué fácil es fingir ser quien eres para follar.
Qué fácil es todo cuando no tienes nada que perder.
Qué fácil es ver el problema en la tempestad de un día.
Qué fácil es ignorar cuando no eres tú el que pide ayuda.


Qué fácil es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario